Urrutia supervisó trabajos de limpieza de microvertedero en el Carlos Dittborn

Jefe comunal junto a los concejales Lissette Sierra y Patricio Gatica observaron las obras que desarrolló el personal de la Dirección de Aseo y Ornato. Lugar será habilitado como estacionamiento y multicanchas.

Aproximadamente 40 toneladas de escombros, restos orgánicos vegetales y basura, fueron removidos por los funcionarios de la Dirección de Aseo y Ornato del microvertedero que se formó en el Estadio Carlos Dittborn, trabajos que fueron supervisados por el alcalde de Arica, doctor Salvador Urrutia, junto a los concejales Lissette Sierra y Patricio Gatica.

En la comitiva también participaron el administrador municipal, Fernando Núñez; el encargado de la DAO, Marco Gutiérrez; además de Carlos Muñoz, presidente del Club de Tenis Arica, uno de los principales afectados con este punto negro.

Específicamente a un costado de las canchas de tenis que existen por calle Tucapel, surgió este foco de suciedad e insalubridad, que se había provocado debido a que supuestamente la empresa que tiene a su cargo el nudo vial San Ignacio de Loyola – Tucapel depositó los restos en este lugar, donde además se observan las antiguas y oxidadas estructuras metálicas de las torres de iluminación del recinto mundialista.

Tanto el jefe comunal como los ediles coincidieron que es indispensable rescatar el terreno de aproximadamente 4 mil metros cuadrados, donde se proyecta la construcción de multicanchas de cemento para el uso deportivo, las que perfectamente podrían ser utilizadas como estacionamientos para quienes asistan a los espectáculos en el estadio.

PROYECTO FINAL

El alcalde Salvador Urrutia adelantó cómo se aprovechará este terreno del Carlos Dittborn, que por años ha estado abandonado. “Este sector se había transformado en un gran vertedero. Aprovechamos de sacar la gran cantidad de basura, restos vegetales y escombros de los trabajos del nuevo nudo vial, además de todo lo que se ha acumulado en los últimos 15 años. Es un sitio eriazo, donde desarrollaremos un proyecto final para construir un gran patio de estacionamientos, así que se va a emparejar y pavimentar. Y cuando el lugar no sea utilizado por automóviles, servirá para actividades deportivas”.

En tanto, el dirigente Carlos Muñoz se mostró contento por la reacción oportuna que tuvo la autoridad edilicia para poner fin al microvertedero. “Estamos muy contentos que se haya acercado la autoridad, porque de verdad esto era un lunar negativo. Esto es consecuencia de la remodelación del estadio y del nuevo nudo vial que se está construyendo. Lo bueno es que el alcalde se ha mostrado muy receptivo ante las inquietudes que le presentamos”.

Marco Gutiérrez explicó que la labor de la DAO fue limpiar a través de su maquinaria el sector. “Estamos sacando el microvertedero que existía en esta equina de 18 de Septiembre con Tucapel. Estimamos que fácilmente retiramos 40 toneladas de escombros, basura acumulada por la empresa que tiene el nudo vial San Ignacio Loyola – Tucapel y que enajenó sitios del estadio y botaron murallas”.

FALTA DE CONCIENCIA

La concejala Lissette Sierra dijo que era una tremenda irresponsabilidad el actuar de la empresa que dejó su basura en este recinto municipal. “Es lamentable y una tremenda irresponsabilidad y falta de conciencia de la empresa que está a cargo de este nudo vial, que es un base importante para la infraestructura de la ciudad. Pero me parece que este microvertedero, al interior de un recinto deportivo municipal, es negativo y lamentable, por lo que hago un llamado de atención a los encargados de esa empresa, para que fiscalice de mejor manera a sus trabajadores”.

El edil Patricio Gatica recalcó que no puede ser que el estadio ofrezca este triste aspecto hacia la comunidad. “Hay que considerar que la fiscalización del diputado Luis Rocafull fue muy buena, ya que fue un llamado de atención para nosotros. Vimos que la empresa privada dejó sus desechos en un recinto municipal, pero debió avisar a la Municipalidad que habían realizado esto. Ahora nosotros debemos sacar la basura para mejorar la apariencia y construir aquí un estacionamiento”.

Las torres de iluminación del antiguo estadio llevan 4 años en el lugar, han sido saqueadas, quedando totalmente inservibles, por lo que están siendo dadas de baja por el municipio, para ser vendidas.

Comentarios

Comentarios